Sinoé

Sinoé

martes, 17 de junio de 2014

LAS DIMENSIONES DEL SER HUMANO






Hola de nuevo estimados seres de luz, hoy os propongo dar un paseo por las 7 dimensiones en las que mora el Ser Humano, dimensiones sin las cuales no podría existir, ya que forman parte de su propia evolución, es más, el propio Ser Humano es una dimensión dependiendo del alcance de sus ondas de vibración, también hay que tener en cuenta que somos Seres multidimensionales y siendo así, podemos vibrar en varias dimensiones a la vez; pero antes de empezar este viaje dimensional, lo primero es saber que son las dimensiones y que es la multidimiensionalidad.

Las dimensiones son las moradas de existencia por las cuales nuestro Ser viaja hacia la Unidad, desde su etapa de hombre encarnado, hasta la más íntima proximidad con la Fuente Divina desde donde fue desprendido.

La multidimensionalidad del Ser viene dada por el bagage espiritual a través de sus encarnaciones de aprendizaje, añadiendo lo aprendido también en los periodos entre encarnaciones, este conjunto de experiencias forman en nuestra Alma y Espíritu una vibración excepcional, que a modo de recuerdo en densidad, nos produce vivencias en otras dimensiones cósmicas a través por ejemplo de sueños, de meditación, de canalización o de viajes astrales, y como el Hombre es un microcosmos, estas mismas dimensiones también están dentro de él en expansión, pero creo que esto lo vais a entender mejor en los detalles de cada dimensión.

“De aquí a la casa de mi Padre, hay muchas moradas” (Jesús en Getsemaní)


La Primera Dimensión

En esta dimensión la energía se convierte en materia y está formada por la frecuencia básica de los átomos y las moléculas, así pues estas es una dimensión micro cósmica básica donde se activa la frecuencia vibratoria del ADN . Podríamos decir que se trata de un nivel de consciencia elemental y funcional. En esta frecuencia vibrar los minerales y el agua. La mezcla de agua y minerales activa la corriente eléctrica existente en los fluidos del cuerpo humano físico, activa el código genético e impulsa energéticamente el sistema celular. Esta es la dimensión de la etapa pre fetal donde no somos más que un conjunto de potencialidades con un programa de división celular.


La Segunda Dimensión

Esta es la dimensión de la mayoría de los animales y las plantas y encargada de impulsar la identidad biológica, además de mantener la vibración adecuada que mantiene la unión de las especies o lo también denominado el inconsciente colectivo de las mismas, de esta manera se reconocen los animales de una misma especie para cumplir con sus funciones reproductoras. En estos niveles dimensionales no hay diferenciación del individuo ni auto reconocimiento, tampoco hay referencia temporal espacial. Como la consciencia es lineal o bidimensional, la podríamos comparar a nivel geométrico con formas planas como el círculo, el cuadrado etc. Esta dimensión es la responsable de la variedad biológica y de todas las energías que se encargan de propiciarla como las fuerzas elementales de la naturaleza. La segunda dimensión se podría comparar con la etapa fetal, flotamos siendo uno con el entorno, en un estado no egóico, sin referencia temporal/espacial.


La Tercera Dimensión

Esta es la dimensión en la que nos hayamos los hombres a partir del Homo Sapiens, evidentemente el tipo de consciencia de esta vibración es volumétrica o tridimensional, con lo cual podemos percibir formas como el cubo y la esfera y los sólidos platónicos. Hay una percepción lineal del tiempo y el espacio, con la capacidad de recordar el pasado y proyectar el futuro estando en el presente. Esto se basa en la Ley de Polaridad y la ilusión de separación, en el desarrollo de la identidad individual y la pérdida del sentido grupal. Esta es la etapa frecuencial donde desarrollamos nuestra auto consciencia y empezamos a descubrirnos, desarrollamos el ego y con el las emociones, creyendo que estamos separados del todo. Es en esta dimensión es cuando despertamos nuestra personalidad y empezamos a divisar la Unidad del Ser muy a lo lejos porqué aun hemos de crecer, es justo la etapa que va desde los 2 años hasta el final de la adolescencia si lo comparamos con la edad física, por lo tanto es un periodo doloroso ya que el máximo aprendizaje se da en ella, por eso es tan importante la educación que recibamos y como la recibamos, ya que nos marcará por mucho tiempo; el 80% por ciento de la población está en esta dimensión, La Tierra está aun en etapa adolescente.


La Cuarta Dimensión

La frecuencia de esta dimensión es la apropiada para que seamos capaces de regresar otra vez al sistema grupal, pero sin perder la individualidad, es también en esta dimensión donde residen los sentimientos de corazón y de amor incondicional, hacia un todo, es el Yo Soy – Yo Amo, por lo tanto es la frecuencia de la sincronicidad, la empatía y la telepatía, así pues es aquí donde percibimos claramente nuestra multidimensionalidad, percatándonos de que cualquier acción nuestra, siempre afecta al todo, posiblemente sea esta la última dimensión en la que usemos el cuerpo físico como aprendizaje.

En estos momentos nos encontramos despertando a la consciencia de cuarta dimensión y la sentimos sobrepuesta sobre la tercera, por eso a nivel humano estamos pasando por la necesidad de compartir con grupos, revisar nuestras relaciones, buscar sanación y crecimiento con terapias. También es la causa del desmoronamiento de estructuras físicas, económicas y políticas por mucho tiempo establecidas, que ya no se corresponden con esta nueva vibración. Y cada vez vamos a ver más cambios a todos los niveles de aquello que no se corresponda con la nueva frecuencia.

No solo estamos viviendo este cambio de dimensión a nivel individual o colectivo, sino que también nuestra Madre Tierra y en una escala mayor toda la galaxia, ya que cuando algo se modifica siempre afecta a un todo, estos cambios de dimensión siempre son progresivos, por placas o secciones paulatinas de expansión de consciencia.


La Quinta Dimensión

En esta dimensión empezamos a encontrarnos con mundos de sabiduría, de energía pura, es la frecuencia de Maestros Ascendidos y en ascensión, de Arcángeles Guías y de Guías Espirituales de alto rango, es también en esta dimensión donde experimentaremos el fundirnos con nuestro grupos del almas al que pertenecemos, conociendo así mismo nuestra Alma Mater a la vez que a nuestro Yo Superior.

Por consiguiente es una frecuencia vibratoria no física, donde no existe el tiempo limitado, sino el eterno presente.

Es precisamente esta dimensión, de donde la mayoría de los canalizadores y sanadores, tomamos inspiración para nuestras terapias y comunicaciones, por eso siempre que estemos en profunda meditación y conectemos con nuestro Yo Superior, estaremos teniendo una experiencia como mínimo de quinta dimensión.

La diferencia entre quinta y sexta así como entre sexta y séptima no es tan evidente como la de cuarta y tercera, a partir de quinta las dimensiones se encuentran más solapadas o fundidas y sus fronteras son difusas, esto es debido a que estamos hablando de energía y no de materia.


La Sexta Dimensión

La sexta dimensión es la creadora de las matrices morfo genéticas que se manifiestan en otras dimensiones como tercera, segunda y primera. Estas matrices son las formas geométricas y las redes que llamamos geometría sagrada, son los patrones geométricos de luz creadores de vida y responsables de su materialización.

Es en esta dimensión donde se produce la iluminación del Ser Humano, es donde se produce la fusión de Alma con Espíritu, es decir, se empieza a perfilar el Hombre Luz debido al recuerdo de quien es, porque lo tiene en frente de sí mismo, se ha reabsorbido en él mismo, se ha religado con su propia esencia cumpliendo con la auténtica religión; de esta manera el Ser ya no siente porque es sentimiento, ya no vive porque es vida y ya no está porque es.


La Séptima Dimensión

Me permito bautizar a esta dimensión como “sentarse a la derecha del Padre”, esta dimensión es la alfa y la omega de nuestro ciclo evolutivo, es de donde salimos y hacia donde volvemos, regresamos para seguir creando más ciclos evolutivos en el cosmos, es la jerarquía mental más alta conocida en nuestro universo siendo este infinito, nuestra mente y desde la tercera dimensión no está muy capacitada para ver más allá, es por eso que tiende a acotar para poder comprender, también podríamos decir que esta dimensión es en la que moran los grandes creadores de humanidades y responsables de las mismas, misiones Crísticas y Búdicas y grandes Avatares vibran en esta dimensión absolutamente Espiritual.

Llegamos al final de este trayecto dimensional, donde espero y deseo que os haya gustado el paisaje, espero haber sido un guía explicativo suficiente explícito para vosotros, para mí ha sido un placer multidimensional el conduciros.





Un saludo eterno!

jueves, 5 de junio de 2014

EL SECRETO DE LA COMUNICACIÓN Y LOS CHACRAS






Estimados seres de luz, abordar el tema de la comunicación es abordar el tema de la interacción entre nosotros y los seres, e incluso objetos, que nos rodean, la comunicación es el acto o la acción de comunicarse, si desmenuzamos la palabra, nos encontramos con lo siguiente:

Com-uni-car, la maravillosa raíz y prefijo com nos implica y nos lleva a la comunidad, al compartir, a conversar (n antes de v), comer, comprender, competir y tantísimos vocablos, todos ellos encarados a la interacción y a la relación entre nosotros, por lo tanto si nos comunicamos encontraremos cosas y detalles que tenemos en común unos y otros.

Uni, divino prefijo esta vez integrado en la palabra, cuyo significado está más que clarísimo, la unidad, la unión, el aunar y sobre todo la universalidad del comunicarse está inmiscuida en el mismo vocablo adquiriendo un compromiso vital y único, que nos conduce unilateral e inevitablemente a unirnos con quien nos comunicamos.

Car, podemos dividir esta terminación verbal en dos piezas, la c nos indica solamente la acción y ar es la terminación del infinitivo, pero si lo examinamos todo junto car y evidentemente vamos más allá de la técnicas de la etimología, car me sugiere cariño, carencia y cuidado (care en inglés), curiosamente la comunicación ha de ser cuidadosa, ha de transmitirse con cariño y también viene dada por la carencia y necesidad de ser escuchado, leído e incluso comprendido.

Una vez vista y observada la potencia del acto de comunicarse, estamos más abiertos y dispuestos a comprender y a valorar con respeto todo aquello que se nos quiera comunicar, sin prejuicios, sin juzgar, solo escuchando atentamente y con amor, no hay mejor comunicador que el que sabe escuchar, no interrumpe y se expresa cuando es el momento. Tengamos en cuenta que la comunicación es inevitablemente cosa de dos o más seres, tanto comunica el emisor como el receptor.

Sea cual sea la técnica de comunicación usada, sea escrita, hablada, gesticular de lenguaje corporal, artística o telepática, la energía que se mueve entre el emisor y el receptor es de una vibración cuya franja pertenece al chacra 5 garganta, creando así unas ondas circulares de tonalidad azul, producida por la mezcla de la luz solar filtrada por el campo etérico, dichas ondas sonoras en caso de voz, mudas en los demás casos pero de igual potencia, crean en receptor o receptores una diversidad de reacciones dependiendo de por el chacra que se haya recibido.

Si recibimos una comunicación por el chacra 2, despertará en nosotros acción, adrenalina, actividad sexual y deseos incipientes de iniciar muchas cosas que quizás hasta ahora teníamos dormidas, si la recibimos por chacra 3 plexo solar nos impulsará emotivamente, nos causará emoción pudiendo activar nuestro ego y con ello nuestra autoestima, nos sensibilizará porqué tocará quizás algunas heridas que todavía no hemos cerrado, si la recibimos por el chacra 4 corazón, siempre recibiremos esa información con amor incondicional, con sentimiento puro, sin juicios previos y notando a flor de piel cada una de las palabras o inputs que nos lleguen, curiosamente si la recibimos por el chacra 5 garganta, no podremos aguantar el interrumpir el discurso del emisor, eso es lo que ocurre cuando dos personas son muy comunicativas en la misma técnica, si la recibimos por el chacra 6 tercer ojo seremos muy probablemente muy analíticos con las informaciones, estaremos razonando rápidamente todo lo que nos llega y probablemente por ahí podamos perder cierta sensibilidad, captaremos poco la esencia de inputs del emisor, también podemos recibir por el chacra 7 coronario, pero en este caso la información tomará un cariz muy inspirativo, es cuando por ejemplo escuchamos una canción y nos inspira para crear, o vemos una pintura y nos inspira hacia otras dimensiones.

En cualquier caso, sea cual sea el chacra receptor, mi recomendación es que recibamos siempre la información por el chacra 4 corazón, o bien si la recibimos por el resto de los chacras, la enviemos siempre al corazón, de esta manera siempre nuestras reacciones serán nítidas, limpias y claras y a la hora de argumentar y devolver información desde chacra 5 garganta, se hará de una forma amorosa, dulce y en muchas ocasiones mucho más dulce que la recibida anteriormente, causando así un curioso desbanque en quien emitió primero, ya que ha sido bañada por la grandeza del amor incondicional.

Estimados lectores, creo sinceramente que el secreto de la comunicación está en saber usar bien estas herramientas que os proporciono, descubrir los mecanismos energéticos que entran en juego cuando nos comunicamos, nos hacen comprender y nos dan pistas de cómo hemos de comunicarnos, de todas formas, para finalizar me permito citar algunas frases célebres sobre este tema que nos darán algunas pautas más muy importantes,

"Recuerde que no basta con decir una cosa correcta en el lugar correcto, es mejor todavía pensar en no decir algo incorrecto en un momento tentador." (Benjamin Franklin).

"Antes de hablar, piensa lo que vas a decir; la lengua, en muchos casos, precede a la reflexión." (Sócrates).

"Aprendamos a decir las cosas con presteza, claramente, de forma sencilla y con una determinación serena: hablemos poco, pero con claridad; no digamos más que lo que es estrictamente necesario." (Emile Coué).

“En una hora de juego, se puede descubrir más acerca de una persona, que un año de conversación” (Platón).

“Observa, escucha, calla, juzga poco y pregunta mucho” (August Graft).



Un saludo desde el corazón!