Sinoé

Sinoé

miércoles, 26 de septiembre de 2012

UNA MIRADA HACIA EL AMOR



Amables lectores y lectoras, permitidme el atrevimiento de acompañaros a dar un paseo por las diferentes franjas de amor, desde la sintonía más densa, hasta la más sutil que yo conozco, es decir, desde el amor más egocéntrico hasta el amor más incondicional.

El amor es una energía, más que un sentimiento, el sentimiento es concienciarse de esa energía.

Energía amor egocéntrica

Se ha hablado y escrito muchísimo sobre este maravilloso, amplio y abstracto concepto, que durante miles de años ha sido abordado desde muy diversos puntos de vista, mayoritariamente desde el punto de vista de las relaciones de pareja, de donde se ha sacado gran partido cinematográfico, novelístico y teatral, siendo estos ámbitos donde más se ha incentivado el amor egóico y basado en la necesidad y cuyo acto más físico queda representado en las relaciones puramente sexuales, sin ir más allá.

Solo la filosofía y las ciencias espirituales, han tocado el amor desde un punto vista profundo y energético, pues la energía amor es la que nos libera.
No quiero decir con esto que el amor egocéntrico no sea amor, pero sí es la franja más densa de esta energía ya que está basado mas en nuestras carencias que en nuestras pertenencias, queriendo suplementar dichas carencias con las tenencias de los demás o con las de nuestra pareja, con lo cual, nadie debe verse como complemento ni suplemento de nadie.
Esta franja de amor densa, donde solo se tienen en cuenta las necesidades, tanto físicas como psíquicas del ser, a parte de crea cierta adicción y cierto stress, crea dependencia ajena y en vez de liberarnos de nuestro ego, lo ata aun más a él.

Energía amor en el ámbito laboral

La vibración de amor en el entorno laboral, teniendo en cuenta los tiempos actuales, es nuestro campo de batalla, donde tenemos también una gran oportunidad de crecimiento personal, si aplicamos amor en lo que desarrollamos y en las relaciones laborales, podremos trabajar juntos más cómodamente y ser más efectivos en nuestro trabajo, pero normalmente esto no es así, nuestros gestores y mandos intermedios de nuestras empresas todavía mayoritariamente usan la política del “divide y vencerás” y al final el colectivo sale perdiendo, enrareciendo cada vez mas y densificando tristemente esta franja, pero no pretendo en este artículo hacer psicología industrial, solo recalcar que es un ámbito duro y productivo de crecimiento personal, si sabemos usarlo al aplicar esta energía denominada amor.

Energía amor consanguínea

En una franja más sutil o de mayor vibración, nos encontramos con el amor entre nuestros familiares más directos, con los que cumplimos Karma familiar desde hace eones, la sangre que es la savia de la vida, influye mucho en este aspecto, justo ahí es donde tenemos más trabajo de amor día a día, recordad que la confianza con nuestros familiares a veces nos juega malas pasadas y caemos fácilmente en la provocación, un padre, madre o hermano se lo traga todo, aunque para un hijo/a es más complicado debido al choque evolutivo y generacional. Este es otro ámbito a veces duro pero maravilloso para limpiar Karma y para el crecimiento personal.

Energía amor con amistades

Esta otra franja es quizás un poco más sutil que la anterior, debido a la elasticidad y desinhibición del trato con las amistades, estamos más sueltos en la relación comunicativa de amor y más dinámicos siéndonos más fácil trabajar esta energía compartiendo con más libertad nuestras experiencias más intimas y poniéndose siempre en la piel del prójimo. También este ámbito es muy propenso a la relación incondicional y está cerca de la franja que le prosigue.

Energía amor incondicional

Esta franja es la más sutil y la de más alta vibración en todos los ámbitos, ya hemos trascendido, si no todo el ego, casi todo y por lo tanto no estamos vetados por la necesidad, ni por la dependencia, ni por la suplantación, es una franja donde tampoco nos limita la mente y es el momento de amar naturalmente a quien nos odie, de bendecir a los que nos maldicen y de no emitir absolutamente ningún juicio, es el momento de fluir y de no analizar absolutamente nada, solo amar incondicionalmente, basándose siempre en el compartir y guardando a la vez la divina individuad del ser, que ya es feliz por si mismo, puesto que es amor.



Solo deciros que aplicando amor en intenso en todas estas franjas, podremos ir elevando esa energía hasta convertirla en incondicional, y entonces, solo entonces seremos libres.

lunes, 17 de septiembre de 2012

LOS GUÍAS ESPIRITUALES



Hola de nuevo estimados seres espirituales, si, digo espirituales porque todos lo somos, el espíritu esta en todos nosotros, mejor dicho, somos espíritu, la misma palabra lo dice, fijaos:

Espíritu
Es: de ser.
Piri: de pira ( fuego )
Tu: de ti.

En definitiva espíritu significa :"tu eres fuego". Somos elemento calor sin duda alguna y esa es nuestra procedencia y nuestro destino tal y como ya he explicado en anteriores escritos.


Cuando hablamos de espíritu estamos hablando de calor, de pura energía y de alta vibración , a pesar de que nuestro ser espiritual está influenciado por el elemento tierra, o sea, nuestro ser físico, es por eso que a la mayoría de nosotros nos cuesta tanto descubrir nuestra parte espiritual, precisamente porque la densidad de nuestro vehículo físico nos la vela.

Pero si alzamos la mirada de nuestra alma ,que es elemento agua y es emoción, hacia el calor del espíritu, os puedo asegurar que lo conoceréis y en este proceso es donde entran en juego nuestros guías espirituales, cuya misión es asistirnos y guiarnos en nuestra encarnación actual e incluso en varias.
Hay 3 claves que funcionan juntas para activar este proceso de conexión con nuestros guías: la introspección por meditación, la observación de las señales y el sueño, pero antes os explicaré quiénes son estos seres.

Los guas espirituales son seres humanos de luz que en su día fueron hombres cuya evolución en vibración, ya en planos más sutiles, se les asigna la misión de velar por nuestro curso evolutivo, siempre respetando nuestro libre albedrio y siempre dispuestos a escucharnos, son conscientes de nuestro karma y pacto previo para la encarnación, solo nos hemos de poner en contacto con ellos.

Cada uno de nosotros tiene un guía, pero no trabaja solo, sino normalmente con 2 guías mas cuya frecuencia vibratoria es menor, estando en la misma franja.
Según vamos aumentando en sutilidad , tenemos un guía u otro adecuado a nuestra sintonía, es quien nos señala el camino si estamos atentos y es quien nos transmite las informaciones procedentes de las altas esferas y de seres aun mas superiores que él, es por lo tanto una entidad cercana a nuestro ser, somos su misión.

Nuestro guía y acompañantes pueden ser un ancestro familiar o un ser de luz, en ambos casos han estado debidamente formados para ello cumpliendo su propio karma, así como nosotros los hombres cumplimos el nuestro también guiando a otros hombres.

La introspección por meditación

Clave básica para conocerse a sí mismo y a su vez ir elevando nuestra vibración en busca de nuestro Yo, nuestro elemento fuego, nuestra incubadora y poder así sintonizar con el ámbito vibratorio de nuestro guía, que aparecerá sin duda cuando estemos preparados;
normalmente por este método solemos oír una voz interna o podemos visualizar al propio guía.

La observación de las señales

Muy importante estar siempre con los ojos abiertos, observando lo que acontece a nuestro alrededor, el vuelo de un pájaro, un simple cartel publicitario, un comentario sorprendente o la matricula de un coche pueden ser señales claras de nuestro guía si sabemos interpretarlas adaptarlas a nuestro presente diario, evidentemente deberemos hacer una criba posterior para discernir lo que es señal y lo que no lo es.

El sueño

En el sueño se dan 2 situaciones distintas: la liberación del subconsciente de forma desordenada, lo cual sería un sueño convencional y el sueño vívido , que sería un viaje astral en toda regla, en este último caso es donde nuestro guía puede intervenir con mensajes muy claros para nuestra desarrollo personal y comportamiento siempre y cuando nos durmamos pensando en obtener esas respuestas que muy a menudo necesitamos, no es en vano esa frase de, "voy a consultar con mi almohada", refiriéndose claramente a este fenómeno.
En definitiva, si nos acostamos pidiendo respuestas o resoluciones de conflictos, sin duda se nos darán en los sueños, por eso es recomendable escribir nuestros sueños continuamente, nos sorprenderemos de la cantidad de información que hay en ellos.

Por último recomendaros pues que os pongáis en marcha para que conozcáis a vuestros guías, estarán encantados de que lo hagáis puesto que les facilitáis su trabajo que no es poco, usad pues estas pautas simples con constancia y sin prisas y se dará el momento mágico.

Os dejo trabajo pendiente a realizar, ya me contareis.

Un saludo!

viernes, 14 de septiembre de 2012

NO ESTAMOS SOLOS



Estimados lectores, muchas veces en esta encarnación nos sentimos solos, tanto si lo estamos físicamente como si no.

La soledad es un sentimiento que nos invade frívolamente y que casi escapando de nuestro control mental, nos crea un vacio provisional que normalmente lo percibimos entre nuestro pecho y nuestro estómago, causándonos sensación de frialdad y múltiples consecuencias.
Afortunadamente todo en esta vida es provisional y eterno a la vez, nada es para siempre, pero si eterno; que quiere decir esto?, que todo en la vida son ciclos que empiezan y acaban interponiéndose unos con otros, y justo ahí, en esa interposición, está el vacio, también llamado caos.
Este vacío dura lo que dura el inter ciclo, son momentos de cambios arrítmicos que nos sorprenden soberanamente si no somos conscientes de este funcionamiento, causándonos desconcierto y soledad.

Pero, no estamos ni estaremos nunca solos ya que como mínimo, estaremos con nosotros mismos, cosa en la que no se nos educa en nuestra sociedad occidental, sino al contrario, se nos enseña solo a compartir con los demás, pero no a compartir con nosotros mismos causando la falsa convicción de saber más del prójimo que de uno mismo, como digo siempre, estamos más pendientes del vecino que de lo que ocurre en nuestro ser, precisamente por el miedo que se nos ha inculcado a la soledad, absurdamente.

Se nota ese vacío cuando ha habido una sensación de plenitud en nuestras vidas a cualquier nivel y de golpe y porrazo o bien progresivamente se adviene lo que consideramos una perdida, cuando realmente no lo es, y no lo es porque esa plenitud era solo egocéntrica, si no nunca se perdería, es decir, la plenitud debe consistir en estar a gusto con uno mismo, en ser feliz por sí solo, en encontrarse con tu yo real y eso solo se consigue a través de introspección.

Es por eso que no existe la soledad en si misma si no consideramos al ser como una entidad de una sola dimensión y sin capacidad de intervenir en su propia esencia, perro al ser multidimensional tiene la gran oportunidad de desarrollar sus otros aspectos, así pues podemos sentirnos solos anímicamente aun estando acompañados físicamente e incluso viceversa, esa viceversa es fantástica, puesto que la compañía de alma a alma no necesita del ser físico y además es más sutil.

Siendo así, es muy recomendable el trabajar nuestro interior a través de meditación, creando nuestros propios recursos y descubriendo la gran amplitud de nuestro ser, sin limitaciones dogmáticas, sin ideas preconcebidas y sin prejuicios.
El ser es pleno por concepción, para que vaciarlo?, para nada. Todo es sensación de soledad y vacío a causa del fenómeno del cambio de ciclo y a causa de no aprender a experimentar nuestra propia plenitud.

La soledad ( sol-edad ) es la edad del sol, es el tiempo de percibir en nuestro ser el elemento fuego, es por eso que notamos la sensación de frialdad en el plexo solar situado básicamente en la zona del estómago, es el tiempo de dar calor a ese frio que sentimos, cultivando nuestro Yo cuya entidad ni conoce ni conocerá nunca la soledad porqué es una pieza más cercana a Dios.

Si te sientes solo es porque ha llegado el momento para conocerte mejor, es un aviso de tus otros cuerpos sutiles invitándote a escarbar en ti, recomendándote a contraerte para luego expandirte, ya que en uno de esos cuerpos sutiles, justamente habita nuestro guía cuya misión es asistirnos durante toda nuestra existencia, confirmando aun más que la soledad no existe.

Hablad con vuestro guía en voz alta cada día y en cada momento que lo necesitéis, aunque no lo conozcáis está ahí, empezad por imaginároslo y acabareis por oírle, precisamente gran parte de este escrito ha sido facilitado por mi guía.

En un próximo escrito os hablaré más profundamente de estas divinas entidades, hasta entonces recibid un cordial saludo.

.

lunes, 3 de septiembre de 2012

QUIÉNES SOMOS?



Hola de nuevo estimados seres, después de bastantes escritos donde abordo la cuestión del ser, su desarrollo emocional y su desarrollo espiritual, creo que ya es oportuno hablaros de quiénes somos realmente desde mi punto de vista y desde mi propia percepción, adjuntando también otros prismas más convencionales pero no por ello incompatibles con mi sensación, sino al contrario, complementarios.

Después de haber incidido en aspectos del ser, como la mente, el alma, el espíritu, el aura, la vibración y otros más, creo que es momento de poner un poco de orden en relación a nuestra composición como seres humanos con el fin de, siguiendo mi estilo, facilitar el entendimiento de una manera sencilla a todos los que deseen saber de sí mismos, ya que solo conociéndonos seremos nuestros propios dueños.

Empezaré pues por una palabra usada muy convencionalmente en nuestra sociedad aunque ha entrado en desuso desde hace alguno tiempo, esta palabra contiene toda la información concentrada de quiénes somos, solo hay que desarrollarla para comprender nuestra amplitud. Me refiero a “INDIVIDUO”.

Más allá de las definiciones encontradas en enciclopedias o diccionarios reconocidos, me permití cierto día el lujo de profundizar en este vocablo llegando a las siguientes conclusiones:

In: prefijo de interioridad y de localización que nos demuestra y nos conlleva nuestro mundo interior, pero también es un prefijo de negación como indican algunas palabras ( inapetencia, indivisible, intacto…), esto también nos indica en cierta forma que luego desarrollaré, la negación del ser.

Div: mi forma de percibir esta parte de la palabra está relacionada con la división y con la divinidad que somos todos nosotros esencialmente, dividida en varios aspectos a desarrollar y siendo así en estos momentos de nuestra evolución.

Indivi: por el contrario esta otra partícula a su vez me indica la indivisibilidad del ser, y he aquí el conflicto, como se puede ser divisible y divisible a la vez?, está cuestión me llevó algún tiempo de meditación para resolverla, hasta que llegué a la conclusión de que tiene mucho que ver con la parte final de la palabra “duo”, que ahora abordaremos.

Dúo: automáticamente este final de palabra que tiene significado por si misma, nos está marcando la dualidad, la extensión del uno en el dos y la bidimensionalidad del ser en sí mismo en relación a la fuente de la que partimos, cuya cifra es el uno, es decir, procedemos de la unidad que al contraerse en si misma se expande en el dos, el dúo, sin dejar de formar parte del uno, y de ahí la indivisibilidad del ser, siendo su camino de retorno por naturaleza y esencia, la unidad.

Para aclararlo un poco más, os lo diré de otra forma: la división que existe en nosotros se refiere aspectos a desarrollar como las emociones, la mente o el espíritu cuyos campos se interponen sin fronteras algunas formando un todo, un uno e indivisible ser en esencia expandido en multidimensionalidad.

Así pues, somos seres divinos, divididos interiormente en aspectos a trabajar, indivisibles en esencia y a su vez duales por expansión.

Al vivir en dualidad tenemos en nuestra mente siempre dos opciones, los famosos dilemas, las tomas de decisiones, bueno o malo, delante o detrás, antes o después y no acabaríamos nunca de citar polaridades, de estas mismas procede el concepto de “la negación del ser” del que antes os hablaba por el prefijo “in” en su derivada negativa. Cuando el ser pierde su dominio provocado por la ira, cae en negación; cuando nos dejamos llevar por las emociones sin control, caemos en la negación, mas cuando nos puede la mente fría sin sentir también nos estamos negando, pero aunque nos neguemos seguiremos siendo.

Desde el punto de vista de la ciencia convencional somos un cuerpo físico dotado de emociones y sentimientos, más la mente dotada de un cerebro físico regidor del resto del ser, no lo niego pero lo complemento y lo amplio considerando que somos aun mucho más que eso, somos pura energía en vibración y constante movimiento que nunca desaparecerá sino que se transforma y vive eternamente en varias dimensiones sin principio ni fin y espero con ansia que llegue el día en que esta ciencia vaya más allá de todo lo demostrable en una pizarra y colabore codo a codo y totalmente con lo que yo llamo ciencia universal, de hecho ya se están dando atisbos de esta colaboración e indiscutiblemente se llegará a la totalidad.

Para acabar, recomendaros una vez más que controléis vuestras emociones todo lo que podáis para así liberarlas, que controléis vuestra parte mental para que no os limite y que cuidéis vuestro cuerpo físico porqué es el vehículo de vuestro ser en esta dimensión.

Un saludo desde mi individualidad!