Sinoé

Sinoé

lunes, 17 de agosto de 2015

VIVIR LA ESENCIA DEL INSTANTE



Resultado de imagen de ESENCIA INSTANTE ABSTRACTO



Hola de nuevo estimados seres de luz y de plena alegría, como expuse en mi anterior post, no hay nada mejor que la alegría de vida para trascender adecuadamente cualquier situación, también para una sana salud mental y física.

Hoy quiero ir más allá, deseo que vivamos la alegría en su máxima esencia, gozarla sin perdernos en periferias, sentirla profundamente hasta convertirnos en ella misma. Para ello basaré este escrito en varias recomendaciones.

Un día cualquiera paseando por la calle, de repente nos encontramos con un amigo o amiga que no hemos visto hace muchos día o muchos años, ni tan solo nos acordábamos de él o ella, la sorpresa es de un júbilo que se nos apodera repentinamente al verle/a. pero ojo! Nuestra atención se dirigirá al amigo/a, no a la alegría en sí misma; nos estamos perdiendo algo. Este júbilo es momentáneo ya que nuestra atención se dirige a la persona, pero no a lo que sentimos en nuestro interior, empezaremos a hablar, a recordar historias pasadas, sucesos y a ponernos al día, poco a poco iremos perdiendo la alegría que nos invadió al principio y acabará por irse.

Lo recomendable sería, que al sentir ese primer impulso de alegría en nuestros corazones, que nos centráramos en ella misma, sintiéndonos uno con ella y así poderla mantener colmándonos esta dicha. Dejemos que el amigo/a esté solamente en la periferia, mientras estamos centrados solamente en la sensación de alegría. Muchos de vosotros podéis pensar que este mecanismo es de mucha desfachatez, ya que dejamos a nuestro amigo/a en segundo plano, pero no es así. Imaginemos por un momento que la persona que nos hemos encontrado también ponga en práctica el mismo mecanismo, imaginaos la potencia de dos alegrías internas reconocidas conscientemente y vividas al máximo individualmente al tiempo de compartidas, ¿os las podéis imaginar?, solamente visualizando dicha situación, podemos percibir la majestuosidad de vivir la esencia de nuestro sentimiento al tiempo de compartirlo naturalmente, queridos seres….esto es lo más grande del universo!

Esto puede trasladarse a otras muchas situaciones. El sol está saliendo y de pronto sientes que algo amanece en ti. Olvídate del sol, deja que permanezca en la periferia y céntrate en tu propia sensación, el sol amaneciendo en ti. Al observar dicha sensación, esta se expande por todo tu ser, te conviertes en tu sensación; no eres solamente un mero observador, sino que estás fundido con tu experiencia, eres la experiencia!

Cuando experimentamos alegría, normalmente sentimos que proviene de afuera, pocas veces nos paramos a observar su procedencia porque damos por hecho, como el caso del encuentro con el/la amigo/a o el caso de la salida del sol, que esa periferia nos da la alegría o la satisfacción. Pero esto no es así. La alegría está siempre dentro de nosotros, siendo la periferia una situación que ayuda a nuestra alegría, dicha y felicidad a salir al exterior, pero esta ahí en nuestro interior. Esto nos ocurre por que estamos muy poco educados en viajar hacia nosotros mismos, es decir, a meditar.

Pero estimados seres de luz, esto no ocurre solamente con la alegría, la felicidad o la dicha, sino que sucede con todo, la ira, la tristeza, la irritación, el sufrimiento; así es con todo. Lo demás son solo situaciones periféricas que provocan que aquello que está oculto en nuestro interior se exprese. No son motivos ni causan nada en nosotros, han estado siempre vivas en nosotros pero ocultas y ahora se manifiestan, salen a la luz.

Por lo tanto, cuando estés irritado, no te centres en la persona que lo ha provocado, deja que permanezca en la periferia, conviértete en la irritación o la ira, fúndete con ella, siéntela totalmente, permite que suceda, no digas: “ este o aquel me la han creado!”, no condenes a nadie, es solamente una situación, siéntete agradecido por que algo que estaba oculto en ti se ha abierto, la herida estaba oculta, ahora lo sabes. Vuélvete la herida! Es el mismo mecanismo que las bacterias y los virus que habitan en nuestro cuerpo físico, permanecen ahí latentes, ocultos, como dormidos, pero necesarios para el equilibrio sobre todo de la flora intestinal. Un día son afectados por agentes externos a nuestro cuerpo debido a bajada del sistema inmunológico y de repente salen al exterior, se hacen visibles en forma de constipados, gripes, sarampiones y demás. La situación externa ha ayudado a que dichas patologías aforen y se trasciendan.

Así pues, estimados/as lectores/as creo que ha llegado el momento de poner en práctica dichas recomendaciones, vivir la esencia del instante nos hace ser mas auténticos, estamos viviendo nuestros sentimientos y emociones, da igual si más o menos positivas, pero al fin y al cabo son nuestras y no podemos ni debemos dejar de vivirlas con intensidad, y sobre todo sin condenar ni juzgar a nadie por ello!





Recibid un esencial abrazo desde el corazón!



Os informo que podéis pedir cita para consulta de Tarot Terapéutico
al 606 701 936 o bien a sinoelegipcio@gmail.com.

lunes, 22 de junio de 2015

SAQUEMOS A FLOTE LA ALEGRÍA!



Resultado de imagen de alegria abstracta


La alegría

Hola de nuevo, estimados y alegres de seres de luz, estoy alegre de saber que seguís leyendo mis escritos, cosa que os agradezco de corazón; pero también estoy alegre por que progresivamente he ido desenmascarando en mi mismo esa alegría, que a veces se esconde en los recovecos de mi ser. Es por eso que hoy quiero transmitiros mi punto de vista sobre este tema.

Esta palabra procede del latín “alicer” o “alecris” que significa vivo o animado. Es un estado interior, fresco y luminoso, generador de bienestar general, de altos niveles de energía y de una poderosísima disposición. La alegría es un tipo de emoción que demuestra una acción constructiva pudiendo ser percibida en todo Ser, siendo así que quien la experimenta, la revela en su apariencia, lenguaje y actos. La tristeza sería la emoción contraria. También se puede definir como el estado de ánimo más confortable por el cual se puede pasar. Se simboliza con el color amarillo, También se compara la alegría con el optimismo o el placer, porque si hay alegría, hay también placer y optimismo.

Conocerse a uno mismo no es nada difícil y es elemental, no puede ser difícil ya que no necesitas aprender nada para saber quién eres, la clave está en desaprender algunas cosas que enmascaran nuestro auto conocimiento, he aquí 3 premisas.

La primera: desaprender que te importen las cosas.

La segunda: desaprender que te importen los pensamientos.

La tercera se da por sí sola: ser testigo.


Lo primero es empezar a observar las cosas. Por ejemplo, siéntate frente a un árbol y mantente observador, no pienses en él, no preguntes ni qué tipo de árbol es y ni tan solo juzgues si es bonito o feo, alto o bajo. No crees ondas de pensamientos alrededor de eso, solo observa el árbol. Vendrá seguro el pensamiento, es lo aprendido, en este caso hazlo a un lado, apártalo y sigue viendo lo que veías. Al principio cuesta un poco, pero con el tiempo empezarán a darse intervalos de pensamiento. Encontrarás que surge una tremenda alegría a partir de esta simple experiencia.

El segundo paso es más sutil ya que no será un ser tosco, en vez de observar un objeto, observaremos una fotografía. El mecanismo es el mismo, no hemos de poner la mente en ella, solo observar sin recordar nada de la misma, al igual que el árbol, la foto está ahí y entre tú y ambos hay un espacio, un intervalo vital en el cual surge la gran alegría.

La tercera y definitiva, cierra los ojos y observa cualquier pensamiento que pase por tu mente, pero sin pensar en el pensamiento, en tu pantalla mental surgirán luces, nubes, recuerdos etc. Solo limítate a observarlo sin pensar, inténtalo. Este tercer paso es más difícil que el anterior pq un pensamiento es más sutil que una foto y una foto más sutil que un árbol.

Sin embargo, si ha sucedido lo primero sucederá lo segundo y lo tercero, es cuestión de tiempo.

Pero aún podemos ir un poco más lejos, nuevamente será más difícil por qué esta vez nos dedicaremos a observar al observador, es decir, a nosotros mismos, estamos solos, sin pensar, ni juzgar, volviéndonos a nosotros mismos y siendo testigos. Llegará un momento en que sucederá, ha de suceder. No hay que preocuparse.

Cuando esto ocurra, por primera vez sabrás que es la alegría. No es algo que pueda suceder y pueda después irse. Eres tú en tu ser más auténtico, tu verdadero Yo, nunca desaparece ya que es eterno.



En resumen, has de desaprender cosas, pensamientos. Primero observa lo tosco, después observa lo sutil y más tarde observa lo que está más allá de lo tosco y lo sutil, se testigo!




Recibid un alegre abrazo de luz!





Os informo que podéis pedir cita para consulta de Tarot Terapéutico
al 606 701 936 o bien a sinoelegipcio@gmail.com.


miércoles, 17 de junio de 2015

EL INTERVALO, EL 0, LA NADA Y EL TODO



Resultado de imagen de intervalos abstractos cero, nada



Estimados seres de luz, lo más autentico y verdadero es el intervalo, ese instante divino entre dos pensamientos, entre dos deseos, dos emociones, dos sentimientos. Esa extraordinaria pausa entre el sueño y la vigilia o ese espacio sutil y vital entre Cuerpo Físico y Alma; cuando el amor se vuelve odio, la pausa en la que ya no es amor pero todavía no es odio; cuando el pasado se vuelve futuro, la pausa en la que ya no está ahí pero el futuro no ha llegado, ese micro instante, ese el presente, eso es el AHORA. Es tan pequeño que no puede ni si quiera considerarse parte del tiempo; es el no-tiempo y es tan minúsculo que ni tan solo puede ser dividido. Esta pausa llamada intervalo es indivisible y llega a cada momento en mil maneras distintas.

Así pues, en 24 horas experimentamos esos intervalos tantas veces, que es un milagro que ni nos demos cuenta de ellos. Eso es porque no observamos la pausas, justamente aprendimos lo contrario, a no mirarlas. Nos percatamos de las cosas cuando ya no están, cuando se han convertido en parte del pasado, o bien nos damos cuenta cuando están llegando y son parte del futuro, pero cuando realmente están AQUÍ Y AHORA, nos las arreglamos para no verlas.

Cuando estás enojado, no lo ves, después te arrepientes. Cuando es muy inminente, lo sientes y te ves perturbado por que llegue otra vez. Simplemente, este tipo de pausas son tan pequeñas y tantas en un solo día, que de no estar muy alerta o viviendo en el instante, prácticamente ni las percibimos.

Estas maravillosas pausas, como la que existe entre una inhalación y una exhalación, son lo realmente verdadero, también son llamadas LA NADA, el punto medio entre la contracción y expansión, el 0, es por eso que a través de la nada lo encontraremos todo. Es absolutamente necesario llegar a LA NADA para encontrar EL TODO.

Por lo tanto, os recomiendo que trabajéis las pausas, que cuidéis la respiración, porque ahí está la clave, que seáis conscientes de ese instante divino, que es justo donde radica la única verdad, nuestro auténtico Ser. Respirar antes de contestar, respirar y disfrutar de esas pausas que he expuesto anteriormente, si os entrenáis en esta cuestión, realmente os llegarán importantísimas informaciones a vuestro Ser, para vuestra evolución y crecimiento personal.

El propio vocablo lo expresa por sí solo, el intervalo es la valúa o el valor que existe entre o inter un punto y otro, es decir, el valor intermedio entre dos situaciones, donde nada ocurre y todo es.





Recibid un pausado saludo!

martes, 10 de febrero de 2015

ENERGÍA, VIBRACIÓN Y LUZ










Estimados seres de luz, si contáramos con unas gafas de visión subatómica seríamos capaces de visualizar que todo, absolutamente todo, es energía, vibración y luz, o dicho de otra forma, acción, movimiento y fuego. Esta maravillosa mezcla que radica y vive en todo Ser y en todo el Universo, es justamente la que compone una forma vibratoria de existencia más o menos visible, dependiendo de la educación de nuestra mirada y del rango vibratorio del Ser en sí mismo. Con dichas gafas lograríamos contemplar el interior de un átomo, es decir, sus protones, neutrones, electrones, quarks, neutrinos, gluones, materia y antimateria y demás, vibrando a distintas velocidades y con una determinada longitud de onda. Este es el gran baile cósmico.

Entendemos pues, que hasta día de hoy y según la física cuántica, la metafísica y la física convencional, todo está formado por estos tres componentes, pero el componente esencial y del cual procede toda existencia, es la luz. Está demostrado que la luz es energía radiante, por ejemplo la ciencia del color se basa en los fundamentos de que la materia y la luz no se pueden separar y que cuando una materia sólida se reduce a su esencia, se convierte en una radiación idéntica a su luz, por lo tanto, la luz y la materia tienen un origen común.

Esta interesante afirmación de la ciencia moderna, coincide con las enseñanzas de los antiguos ocultistas, que mantenían que el Universo evolucionó a través del Fuego Cósmico, o Primitivo, siendo una emanación del Ser Divino, el origen de todas las luces. Así pues, podemos afirmar que la luz, según sea su vibración y longitud de onda, tomará una forma más material o menos. Comprender bien estos conceptos nos hacer ser conscientes de que todo en el Universo está vivo, de que todo está en constante vibración y por lo tanto, todo es dinámico y cambiante. Observamos una silla de madera y no somos capaces de ver su movimiento interno y esencial, la vemos quieta pero no es cierto; si los átomos que la forman no estuvieran vibrando en acción emitiendo luz, no podríamos ver la silla, luego entonces, estamos viendo la consecuencia de la mezcla de estos componentes.

Al carecer de de gafas de visión subatómica, debemos desarrollar visión sutil en nuestro Ser para ser capaces de ver o percibir dichas vibraciones esenciales de todo ser vivo universal, os puedo asegurar que cuando somos capaces de ver o percibir dichos elementos, nuestra vida empieza a cambiar irremediablemente a mejor, puesto que nos hacemos conscientes de que como estamos compuestos, llevándonos esto mismo a la comprensión de todo.







Un saludo de Luz!