Sinoé

Sinoé

sábado, 19 de julio de 2014

EVOLUCIÓN, DOLOR, SUFRIMIENTO Y DESTINO






Estimados/as lectores/as, una vez más mirando hacia lo alto, me inspiro para compartir con vosotros mi humilde opinión sobre este tema, ya que la evolución existe desde mucho antes que existiera el ser humano y por supuesto el mismo hombre.

La evolución es una ley universal, cuyo mecanismo es ajustar. La vida humana en fase Hombre es sufrimiento físico provocador del desarrollo de nuestra inteligencia, para buscar por medio de ella un bálsamo para que comprendamos, que todo lo acontecido en el mundo hasta este instante, ha sido y es, completamente necesario, solo que nuestra deficiencia intelectual, no nos permite comprenderlo así, pero dicha deficiencia es también necesaria, pues es debido a ello que sufrimos más, y el sufrimiento nos obliga a progresar.

La inteligencia es también la creadora del dolor espiritual, y este a su vez, busca un consuelo en la sabiduría, que es justamente lo que nos hará comprender el destino, pues solo la comprensión del destino puede conducirnos a la libertad, a la redención; quiero decir con esto, que mientras no seamos sabios y virtuosos, el sufrimiento seguirá siempre siendo una necesidad.

Por lo tanto, es inútil el empeño del hombre en querer eliminar el sufrimiento, sin antes abolir sus causas, que son la ignorancia, el vicio y el egoísmo. El dolor económico, político y fisiológico por el que actualmente atraviesa la humanidad, es hijo de nuestra ignorancia, o sea, de nuestra incompetencia para acabar con el egoísmo, con las guerras, con la injusticia social y con los placeres viciosos que nos degeneran y enferman.

El grado de nuestra infelicidad, se medirá siempre por el de nuestra ignorancia, así como el grado de nuestra futura libertad, se medirá por el de nuestra inteligencia, de ahí que no sea Dios, la Naturaleza o el Destino, o como se le quiera llamar, quien nos castiga, sino que somos nosotros mismos los autores causantes de nuestros destinos, de esta forma podemos ver que todo, absolutamente todo, radica en nosotros mismos, y que la ley de la evolución no es más que un mecanismo universal, que ajusta nuestro destino individual y colectivo.

Es por eso, que debemos siempre ir a buscar las causas de nuestros sufrimientos, ya que en ellas radica la solución, en vez de dedicarnos a quejarnos continuamente, mejor sería focalizar nuestros esfuerzos en ir a las raíces del sufrir individual, erradicarlas por la vía del amor y del perdón, de esta forma la individualidad contagiaría al colectivo, pensad que el sufrimiento atrae más sufrimiento, no podemos perder más tiempo en revolcándonos en él, debemos cortar el círculo vicioso y dejar entrar aire fresco al canal evolutivo, nuestra humanidad vive apegada al sufrir y hay que desapegarse.

Dicho esto, sabemos que somos nuestros propios autores, sabemos que tenemos libre albedrío, que nuestra libertad de actuación no tiene más límite que la comprensión y aceptación de las propias consecuencias, estas últimas son las que nos encadenan por los pies al sufrimiento continuo, así pues reitero una vez más, cuidemos nuestros actos poniendo consciencia en ellos, evitando sufrimientos consecuentes, es la único camino para eliminar el sufrimiento.

Vivimos en un planeta cuya vibración va acorde a la nuestra, no olvidemos que tanto nuestra Madre Tierra y nosotros somos Uno, y como consecuencia de ello está tan apegada al sufrimiento como colectivamente lo estemos nosotros, con lo cual, conforme nos vayamos desapegando del sufrimiento y vamos subiendo de vibración, también lo hará la Tierra; justo este es el proceso por el cual estamos pasando, un proceso que causa cada vez más dolor pero menos sufrimiento.

Me refiero al dolor espiritual, toda evolución implica este dolor porque esta causado por los procesos de contracción y expansión del propio Ser, al establecerse una lucha o una tensión entre nuestro Ego y no nuestro Yo, el Ego tiende a quejarse porque se alimenta del sufrimiento y el Yo se duele al crecer y ver sufrir al Ego, esto se traduce en sabiduría y en comprensión de cual es nuestro propio destino, por lo tanto, no tengamos miedo al dolor ya que es un dolor de crecimiento, y huyamos del sufrimiento porque nos encadena y nos estanca.

Así pues, estimados seres en evolución, os comparto este escrito con el ánimo de remover consciencias y contemplar otros puntos de vista, no sufráis más!




Un saludo!






viernes, 11 de julio de 2014

CAMINANTE NO HAY CAMINO








Hola de nuevo mis queridos Seres de Luz, siendo Seres Humanos en situación de hombres o mujeres, somos todos buscadores de caminos por naturaleza esencial, siendo así, estamos continuamente construyendo caminos y además recorriéndolos. Nuestro deseo de llegar a alcanzar la felicidad y la esencia de aquello que llamamos cosas, hace que se trace un recorrido, como pueden ser la ciencia, el arte o la filosofía.

Cuando hemos recorrido todos los caminos con convicción, todos ellos nos conducen a la misma meta, y justo esto es la señal de que no hay caminos. Cuando alcanzamos esta sabiduría, es cuando empezamos a ser conscientes de que todos los caminos son Uno, cuando observamos que todos desaparecen ante nosotros es cuando llegamos a una meta.

Durante el camino sembramos libremente a través de nuestros actos, más obligatoriamente y por Ley de Causa y Efecto, cosechamos lo que hemos sembrado, dependiendo del camino escogido y los actos causados, así serán los frutos. Cuando el camino desaparece por haber llegado a meta, queda la cosecha y esta es la que nos acompaña.

Antes de iniciar nuestra andadura por el camino escogido, hay varias cosas que debemos tener en cuenta, la primera es que nuestro pasado ha de morir, como único medio para vivir el presente y que de aquí en adelante nuestra vivencia será el ahora. La segunda cosa a tener en cuenta, es que tenemos que liberar a nuestro aprendizaje de toda carga que lo limite y lo determine, es decir, del tiempo. Debemos estar preparados para un constante morir y destruir nuestras estructuras internas, porque seremos conscientes de que construir solo es posible cuando previamente se ha destruido y que para nacer de nuevo, es determinante haber muerto antes.

Hemos de saber, que el auténtico aprendizaje no es más que la confirmación de lo que ya estaba dentro de nosotros mismos, todo aprendizaje es un redescubrimiento y un recuerdo esencial, convirtiendo así este aprender en un acto creativo con mayor pureza y profundidad, por lo tanto, estamos aprendiendo que todo lo que imaginamos, percibimos y pensamos, ocurre en nuestro interior, a pesar de que todo parece encontrarse fuera de nosotros, ignorando que todo no es más que una proyección de nuestras percepciones.

La intuición es el nivel más profundo de la creatividad, es ver lo conocido en lo desconocido, hallar la relación y la esencia sin buscarla, es el Ser sin estructuras, ya que las ha destruido en su sí causando un vacío previo a construir de nuevas, es en esa divina vacuidad cuando y donde se intuye, así pues...pensar es crear, esa es la clave!

Un pensador es un creador, siempre y cuando viva en el mundo de su propia creación consciente, porque lo primero que debemos aprender es el cómo se debe “pensar” para poder crear a voluntad, cualquier cosa que se desee, ya sea una nueva personalidad, un nuevo ambiente o una nueva vida.

En la creación del hombre, interviene un organismo capaz de expresar sabiduría, amor y poder o luz, calor y energía, la prueba de que hay una causa más allá de ningún cálculo racional, es que el hombre por sí mismo no respira, ni puede respirar de sí mismo; algo vive en su cuerpo físico y respira por sus pulmones, como también el corazón se contrae y se expande para hacer circular la sangre que contiene la vida, de la cual se saturan los pulmones, para llevarla a cada célula del cuerpo, o como usa el estómago y cualquier mecanismo de asimilación y digestión para que se formen la sangre, tejidos, pelos y huesos, como usa el cerebro para pensar, la lengua para hablar y las manos y pies para actuar y moverse a distancia.

Si no podemos comprenderlo ahora, es porqué no podemos intuirlo, liberémonos! y en ese instante entenderemos, y nada a partir de ese instante divino, será ya igual para nosotros, desde ese preciso instante todo será nuevo, empezando por uno mismo.

Estimados Seres de Luz, este es el proceso por el cual nada muere realmente, sino que todo renace, este es el proceso por el cual solo podemos evolucionar, por eso no hay camino, se ha ce camino al andar.





Un placer!





















jueves, 3 de julio de 2014

FINITO E INFINITO







Hola mis queridos Seres de luz, continuando con mi carácter de buscador y dado que quien busca encuentra, hace unos días me encontré con unos apuntes que tomé hace ya mas de 20 años en un cursillo de terapias y parapsicología, todos ellos tomados a con bolígrafo azul y letra prácticamente taquigráfica, ya os podéis imaginar la satisfacción que me produjo encontrarme de nuevo con dichas notas, sin más dilación me puse a releerlas recordando muy con vivacidad el proceder y la actuación del Maestro que impartía el curso, Don Salvador Navarro cuya esencia, hace ya un tiempo, traspasó a otras moradas más sutiles.

Queriendo hacer acopio y poner en orden dichos apuntes, me es muy grato el transmitíroslos ordenadamente a modo de post, para compartir dichas enseñanzas con vosotros y con el universo.

Va por usted! Querido Maestro Salvador!

Según cuenta la matemática universal, ninguna consecuencia es mayor que su causa, causas de potencia determinada, no pueden producir efectos mayores a las causas de su origen. El conocimiento de esta Ley no es más que la consciencia de la realidad, de la lógica. Cuando un gran efecto parece ser causado por una motivación de menor orden, podemos pensar que este menor no es el origen, sino solo una condición o vehículo para que se dé la consecuencia.

Una semilla no es la verdadera causa de un árbol, ni un huevo es la causa de la gallina, porque ambos resultados son mayores que la semilla o el huevo; en este caso, tanto semilla como huevo son condiciones vehiculares para el nacimiento de árbol y ave, pero no su causa directa.

La semilla y el huevo, aun siendo vida en sí mismos, colocados sobre una mesa no producen absolutamente nada que tenga vida, pero cuando una está oculta en la tierra húmeda y el otro puesto al calor, se convierten automáticamente en creadores de vida. En este caso, es la misma Creación y su proceso creativo la verdadera causa, actuando a través de la simiente y del huevo, que son los vehículos acondicionados para la actuación de las causas.

Por lo tanto, es un error el de ciertas teorías sobre los orígenes del hombre, cuando admiten la posibilidad de un efecto mayor producido por una causa menor, matemáticamente es imposible. El hombre es mayor en todos los sentidos que el más perfecto de los animales y si el hombre más primitivo tiene un grado numérico, pongámosle de 100, y el animal más perfecto, pongámosle de 50, nunca podemos admitir que los 100 grados del hombre proceden los 50 grados del más perfecto animal.

Lo que ocurre es que la Ciencia convencional ha probado que el cuerpo físico humano, es un cuerpo animal. Pero la diferencia esencial, al menos para mi, esta en otra vertiente., hay un abismo insalvable entre el cuerpo animal y la mente humana; nunca un cuerpo físico se ha transformado en mente por su propio poder intrínseco, así como nunca un valor 50 puede dar un valor 100, por su propia virtud.

Si en el hombre aparece algo esencialmente superior a su naturaleza animal, esto no viene de su cuerpo físico, sino de una fuente mayor, llamémosle potencia, ya que puede fluir y manifestarse a través de potencialidades.

La Matemática con su principio creador y la Ciencia convencional con su proceso evolutivo, es la unión de todos los finitos creados por el Infinito, ya que la evolución de finito a finito sería imposible sin esa cadena evolutiva y sin el Principio Creador. El agua no pude fluir por una cañería si no hay una fuente inicial, anterior a esta.

Una potencia evolutiva supone inexorablemente una potencia creadora, la evolución se manifiesta a través de la evolución, por eso todo es dinámico y está en constante movimiento, viniendo a demostrar que el Hombre procede el Infinito a través de innumerables finitos.

Por lo tanto, si educamos en que el hombre viene directamente del Infinito, sin haber evolucionado de finito a finito, eso iría contra la ciencia, y si enseñamos que el hombre procede solamente de finito en finito, esto sería un argumento matemático.

Así pues, desde mi punto de vista escojo el educar en que el Hombre u Homo Sapiens procede del Infinito a través de finitos y esto, será los más perfecto en síntesis entre el principio creador de las Matemáticas y el proceso evolutivo de la Ciencia convencional.

Estimados Seres de Luz, os dejo este escrito en vuestras mentes y en vuestras almas, con el deseo veraz de que puede alimentar en vosotros los principios creadores de toda vida, recordad que la vida solo os lleva a la vida.





Un saludo infinito!