Sinoé

Sinoé

miércoles, 23 de enero de 2013

EL Nº 13



Hola de nuevo, mis queridos seres de energía renovable, nunca mejor dicho, puesto que la energía nunca muere sino que se renueva, para mí es un placer volver a escribir para vosotros, esta vez, solo escribo la introducción de este artículo, puesto que el resto es la visión perceptiva e impulsada por inspiración divina, de Silvia Montané, una gran amiga mía, lectora también de mi blog, que hace unos días me sorprendió con este maravilloso escrito, al leerlo, entendí rápidamente que tenía que publicarlo en mi blog, con mucho gusto os dejo entonces con su artículo, con la seguridad de que será de vuestro interés.


El nº 13, es el número de la regeneración, de la nueva vida y de las nuevas energías, es la materia ya sublimada.
Es el número de la transformación, es cuando el Espíritu abandona el cuerpo físico, para transformarse en luz, para luego cambiar de frasco , limpio, nuevo, fresco.


El nº 12, es el despojarse de las cosas antiguas, el cambiar de visión, pero en el nº 13 cambias de visión ya con un trabajo interior realizado con Cuerpo Físico nuevo.
El 13 es volver a nacer en otras circunstancias, es volver a nacer ante una nueva vida, en esencia, sin adornos, es algo auténtico, fruto de la propia labor interior.


Es por eso, que las parejas que hoy se rompen, lo hacen debido al cambio que proporciona el 13, y las nuevas parejas que hoy se conocen, se unen y se crean, están formadas por seres que ya se han trabajado interiormente, son seres que ya habían conectado en un pasado, con una labor anterior ya realizada, despojándose de cosas inservibles, y de visiones antiguas, dogmas que ya no nos sirven.

El cambio del nº 13 es muy profundo, integro y real, con una labor por interior que le respalda, TODA UNA REVOLUCIÓN, TODA UNA EVOLUCIÓN, Todo un regalo al esfuerzo del sufrimiento materializado, con el nº 13, un ser libre, auténtico y renovado.
Energías de una nueva manera de vivir, de una nueva manera de ver el mundo, de una nueva manera de compartir, de perdonar y de amar.


El resultado de una gran labor de empeño, de insistencia, de no rendirse.
El nº 13 se nos presenta, se simboliza con un esqueleto en el tarot, pero su significado es enorme, pues no necesitas más que un envoltorio...más que un cuerpo esquelético, una manera de representar.... poco exterior que necesitas para ser nuevo y auténtico, con unos cuantos huesos bastan para que la esencia sea esencia materializada, ya que un nuevo cuerpo le espera, aunque sea un cuerpo de huesos, más que suficiente para recordar que es un cuerpo, que se ha limpiado por dentro, y ha barrido todos los obstáculos para tener espacio interior y exterior, para ser libre y seguir viviendo.
Una nueva vida nos espera, una nueva vida vamos a tener, el 13 nos acompaña, para recordarnos que tenemos recompensa ante toda labor interna y de corazón.



Así pues, agradezco de corazón a Silvia Montané por su inspiración en el número 13.





Recibid un renovado saludo de Silvia y de Sinoé!

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario