Sinoé

Sinoé

martes, 1 de enero de 2013

EL SÍ Y EL NO



Estimados lectores, os deseo Feliz Año 2013, en el que todos vuestros propósitos, que dependan de vosotros mismos, se cumplan con la máxima totalidad.

Hace unos días, una adolescente de 13 años me preguntó por el origen de la palabra no, pero no ya desde el punto etimológico, sino que me pedía le pudiera explicar desde todos los puntos posibles, incluyendo de rebote la palabra si, por supuesto.
Nunca me dejo de sorprender de las salidas, de esta gamma de adolescentes que coexisten con nosotros, en estos tiempos de cambios de ciclo evolutivo.

Lo primero que hice, fue agradecerle de sumo grado el hecho de plantearme tal cuestión, en la que nunca había caído en la cuenta, reconozco que me pilló fuera de juego, pero acudiendo a la inspiración divina, logré responder de la manera más asequible que llego a mi Ser, de lo cual se desprende la siguiente explicación.

Nuestro Ser, es un circuito abierto de energía, administrada por nuestros centros chakras, desde la más densa, concentrada en chakra 1, hasta la más sutil, concentrada en chakra 7, como quedó detallado en los artículos sobre los 7 chakras.

Podemos compararlo con un circuito eléctrico, donde los electrones circulan continuamente en círculo abierto, así también circula la energía amor kundalini, de ida desde chakra 1 hasta el 7, y de vuelta otra vez hasta el 1, formando un ciclo energético de luz abierto.
Pero que ocurre cuando interrumpimos, cerrando el circuito?, es cuando realmente vemos la luz energética, el circuito eléctrico nos da luz cuando lo interrumpimos, por la propia contracción de los electrones, bien pues en nuestro Ser tenemos 2 interruptores de paso de energía, uno es la lengua en chakra 4 y el otro es el perineo en chakra 1, queridos amigos, sinceramente os digo que de ahí procede el sí y el no.

El no

La sonoridad de su consonante “nnnnn”, es un componente vibracional muy potente, al colocar la lengua en la posición correcta para ejecutar el fonema, es decir, tras los dientes superiores incisivos y junto al paladar, estamos interrumpiendo y cerrando el circuito, causando así la concentración energética en nuestro Ser, en los chakras superiores, llenándolo de toda luz, por lo tanto, el no es anterior al sí y el principio de toda luz, ya que es la única forma mantener la energía siempre en contracción.

El sí

La sonoridad vibracional de esta consonante, es aire puro y es expansión, es volver a abrir el circuito y expandir con la afirmación, toda ese energía que hemos concentrado anteriormente con el no, al objeto de focalizar, decretar y proyectar todo lo que queramos.
Por lo tanto, podemos decir que el sí, apaga la luz del ser, para expandirla hacia el universo, donde debemos ser capaces de dirigirla convenientemente.

Así pues, desde este punto de vista, está muy claro que el tándem si y no, es un fenómeno de contracción y expansión, si no negamos no contraemos, y al afirmar expandimos.

Tanto lo podemos hacer con la lengua, como con el ano, contrayendo este último, estaremos haciendo lo mismo que cuando ponemos la lengua al decir no, pero en este caso estaremos cerrando el circuito de los chakras inferiores, es decir, alumbrándolos con energía, por ejemplo el tantra usa estas premisas entre otras, para un adecuado funcionamiento de la energía sexual.

Espero haber contestado convincentemente a estas adolescentes en evolución, así como también, haber dado otro punto de vista que va más allá de lo etimólogico.

Recibid un saludo de sí y no!

2 comentarios:

  1. Gran explicació! pròpia d'un ésser evolucionat com tu.

    ResponderEliminar
  2. ... este "adolescente" SI le pareció genial la respuesta...muy ilustrativa y contundente... y NO deja de admirar el desarrollo del hemisferio femenino...

    ResponderEliminar