Sinoé

Sinoé

jueves, 16 de agosto de 2012

EL ARTE DE LA FELICIDAD II



Queridos hermanos de luz, que bueno sería y será salir de este sufrimiento, a veces continuo y a veces momentáneo por el que todos y cada uno de nosotros pasamos en esta y otras encarnaciones, no es nada fácil puesto que estamos inmersos quien más quien menos en el poder de nuestro Ego que supedita a nuestro Cuerpo Emocional.

Este Cuerpo Emocional que mira en dos sentidos siendo dual, su intención es dirigirse hacia el espíritu o luz pero infinidad de veces es vencido por el Ego dirigiéndose hacia la densidad u oscuridad por el mero hecho de enfrentarse a las situaciones de forma frontal en vez de hacerlo de forma sencilla y sin caer en la provocación devolviendo el hecho con la misma moneda, lo cual es un graso error.

Si caemos en la provocación estaremos dirigiendo nuestras emociones hacia la materia, hacia el Ego creando así mas dualidad cuando nuestro objetivo es la unidad, la tolerancia y el amor.
Cuando devolvemos hecho por hecho caemos en sufrimiento, cuando no aceptamos nuestro presente caemos en sufrimiento e incluso lo maldecimos cuando es consecuencia de nuestros actos pasados y es porque es incómodo y laborioso de tolerar.

No estamos aquí para pasárnoslo bien siguiendo estas pautas de comportamiento expuestas anteriormente si no que hemos sido encarnados precisamente para trascender estos sufrimientos y obstáculos que continuamente se nos presentan pero de una manera feliz.
Si hacemos una lista revisando nuestro pasado y aun lado ponemos los momentos de sufrimiento vividos h al otro lado ponemos los de mas felicidad, veremos que en la mayoría de los casos gana la columna del sufrimiento, cojamos esos casos y examinémoslos preguntándonos porqué lo pasamos tan mal y que actitudes no tomamos en aquel momento para trascenderlos felizmente y aprenderemos tomarnos las cosas de una forma más amorosa sacando lo máximo positivo de lo más incomodo.

A todos nos gusta recordar los buenos momentos del pasado evidentemente, pero cuando hayamos conseguido trascender los momentos duros ya ni si quiera nos pararemos en hacer memoria de nada porqué solo viviremos el presente eterno que es lo único valido y poderoso.

Cuando alguien nos quiere mal, es por falta de amor, cuando tenemos un dolor en nuestro ser, sea físico o emocional, es también por falta de energía amor, así pues amemos a quien nos odia, amemos un cáncer y amemos una desilusión o disgusto aunque os parezca paradójico pero es el único camino hacia la felicidad y evidentemente el final del sufrimiento.

Sé que es un poco duro lo que comento pero creedme, dando gracias por los obstáculos que se nos presentan viéndolos como oportunidad para crecer y tomándolos como aprendizaje es como trascenderemos todo el sufrimiento.

Para acabar os propongo una meditación que os hará permanecer en vuestro centro y en vuestra unidad.

Meditación

Como siempre, nos relajamos inspirando aire por la nariz, manteniéndolo en los pulmones y pasándolo luego al estómago para expulsarlo luego por la boca, haciendo esto 7 veces y progresivamente nos centramos en la respiración.

Cuando solo sintamos la respiración fluir en nosotros mismos empezaremos a visualizar un foco de luz blanca que nos penetra por la parte superior de nuestra cabeza, abarcando toda nuestra mente y se va extendiendo hacia nuestro plexo solar circulando hacia nuestras extremidades y una vez allí sale por nuestros pies abarcando y envolviendo todo nuestro ser por la parte física exterior.

Mantengamos esta visualización empapándonos de ella sintiendo esa energía maravillosa, seguidamente iremos trazando progresivamente un tubo de luz vertical dentro de esa misma luz mas intenso que se inicia en nuestra espina dorsal y finaliza en nuestro bulbo raquídeo o coronilla interponiéndose con el foco de luz inicial, disfrutemos de esa visualización y sintámosla.

Esta práctica nos irá manteniendo centrados, tolerantes y buscando siempre el punto medio y la unidad equilibrando todo nuestro ser de una manera energética y amorosa.



Salir de la meditación con el sistema habitual pero antes ir absorbiendo esa luz en nuestro ser hasta no verla solo sentirla.



Un saludo amoroso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario