Sinoé

Sinoé

miércoles, 31 de octubre de 2012

LO SACRO



Hola de nuevo estimados y sacros lectores, quisiera poner de manifiesto la relación existente entre el hueso sacro de nuestro cuerpo físico y lo que entendemos como sacro o sagrado en nuestras vidas.

El hueso sacro se encuentra compuesto por unas cinco piezas soldadas, se las conoce como vértebras sacras, están dispuestas de manera tal que se las observa con forma de pirámide cuadrangular, con una base, un vértice y cuatro caras, anterior, posterior y laterales. Asimismo, es un hueso corto, impar, central y simétrico, oblicuo. Sus alas sacras se ubican en las zonas laterales, son las encargadas de unir las palas ciáticas de la pelvis. Se halla justo por debajo de la vértebra l5 y por encima del cóccix.

Todos los seres vertebrados poseemos este hueso, en la antigüedad se ofrecía esta pieza ósea a los Dioses en forma de dádiva, con la esperanza de recibir a cambio abundancia, felicidad y sobre todo para dar gracias a los seres superiores por las tenencias del momento, era un ritual sacrificar ( sacrum-fácere ) un animal extirpándole dicho hueso, que con el hábito se convirtió en sagrado o sacro, el oficio sagrado, sacro oficio o sacrificio de una vida para darla al Dios de cada cultura en su momento.

Aun nos quedan vestigios de estas tradiciones en nuestras culturas, sin ir más lejos las corridas de toros en ciertos lugares del planeta, hasta hace poco, por ejemplo se lanzaba una cabra desde lo alto de un campanario en plenas fiestas municipales , pero ya no con motivos de ofrenda a ningún Dios, sino como pura distracción, o en el islam donde a día de hoy, aun es todo un ritual el sacrificio del cordero, pero dicho esto, pasemos a la relevancia sagrada que nos da este hueso en nuestro ser.

Teniendo clara la posición de esta pieza en nuestro cuerpo y su forma, podemos aventurarnos a certificar, que es la base cónica de nuestra columna vertebral y la que nos permite aguantarnos de pie, pero más allá de todo eso y dejando la visión densa y ósea a parte, abordaremos la vertiente energética, encontrándonos en primer lugar con la coincidencia de que el aparato reproductor justo está en esa zona, siendo el que transmite la vida biológica en este plano físico, a caso la vida no es sagrada?, también en esa zona sacra se localiza el chacra número 2 o Sacro-Lumbar, justo el que nos da energía sexual y además nos une directamente con el chacra 1 Raíz y de ahí a nuestra Madre Tierra, exactamente ahí en el Sacro es donde nace la energía llamada kundalini, nombre que en sánscrito define la energía cósmica interior que posee el ser humano dentro de sí y su fuerza canalizada ascendentemente a través de la cadena espinal hasta la cabeza y hasta alcanzar la mente, esto hace posible que se produzca la unión entre el Hombre y el Alma Suprema Universal.
Vistas las tres sacras coincidencias, os daré una más en vertiente espiritual, recordad las palabras del Maestro Jesús a Pedro Apóstol en los evangelios: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Te daré las llaves del Reino de los Cielos y lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo”. El significado estas sacras palabras está muy claro, “ tú eres Pedro y sobre esta piedra..” , Pedro es piedra ( Petrus ), entonces sobre ti edificaré mi iglesia, esta iglesia se refiere a todos y a todas las vértebras de la columna cuya base es la piedra o Petrus, la piedra filosofal de donde nace todo, sigamos con las palabras, “y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Te daré la llave del Reino de los Cielos y lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo”., queriendo significar el curso ascendente de esta energía Kundalini que se inicia en el hueso sacro o piedra filosofal, chacra número 1 raíz y que asciende al Reino de los Cielos, que es la mente y mas allá de ella, al Alma Suprema Universal.



Para mi estas cuatro divinas y sacras coincidencias quedan resumidas en la palabras se San Pablo : “somos templo del Dios vivo”. Este templo en la vertiente densa, es nuestra estructura ósea cuya base es el Sacro y en la vertiente más sutil o energética, es la Kundalini que representa la energía Dios.

Esto es todo por hoy, mis queridos y sagrados lectores os deseo a todos que os iniciéis en esa ascensión energética desde el chacra número 1 raíz, hasta el número 7 coronario y podáis tocar el Reino de los Cielos.

Que así sea!






No hay comentarios:

Publicar un comentario