Sinoé

Sinoé

jueves, 4 de agosto de 2016

TAROT TERAPÉUTICO












Seguramente much@s de vosotr@s os habéis preguntado en alguna ocasión, porqué hay tanto tipo de Tarot, que si «Sanador», que si «del Amor», «Evolutivo», «Esotérico», «del Karma» y un largo etcétera de etiquetas que al final quizás nos lleven a la confusión.

Estimados Seres de Luz, quisiera poner un poco de orden a tanta etiqueta y título para el Tarot, al objeto de que entendáis claramente qué es el Tarot y cuáles son sus aplicaciones reales, obviando y por supuesto respetando que cada cual denomine a su Tarot o manera de usarlo, con un apodo u otro.

Cuando me inicié en Tarot, hace ya unos 30 años, lo hice de manera casi espontánea y autodidacta, fui descubriendo el lenguaje de las láminas a través de sus pictogramas cuyos colores y aspectos, mezclados con su numerología y simbología, me informaban de forma prácticamente instantánea de aconteceres de mi propio presente y del presente de quien tenía enfrente y también de ciertos vaticinios simples y concretos, los cuales posteriormente pude comprobar que se cumplían. Lo más curioso del caso es que todos esos vaticinios fueron sentidos y percibidos en mi Corazón.

La videncia vinculada al Tarot, como todas las videncias, debe estar relacionada directamente con el Corazón del que la usa y el que la recibe, es decir, con su Sentir. Solo sintiendo lo que se haya en el subconsciente del consultante será posible «evidenciar», valga el vocablo, todo lo que está sucediendo y sintiendo en su Ser, que en el caso del Tarot, lo dejará plasmado en las láminas para que el/la vidente lo interprete desde su propia percepción, la del Corazón. Os recomiendo mi post “observar + sentir = percibir” http://sersiempreser.blogspot.com.es/2014/05/observar-sentir-percibir.html. En el que veréis cómo funciona el mecanismo de la percepción.

Nuestro subconsciente guarda en su seno toda la información de las vivencias del Ser, acumuladas a través de todas sus moradas, desde las más densas a las más sutiles.
Amables seres, os estoy hablando del “Akasha”, este famoso archivo, considerado el Archivo del Alma y que tan en boca está en el ámbito de las terapias; podríamos entonces denominar al Tarot, «Tarot del Akasha», muy en coherencia con el mecanismo expuesto.

Cada vidente tiene la libertad de poner un título a su Tarot, ¡solo faltaría!, pero para mí es evidente que esa etiqueta debería ir siempre acorde al uso específico de cada usuario a su Tarot.
Sea cual fuere el título o etiqueta que se le aplique como sufijo al tipo de Tarot, mi opinión es que el Tarot ha de ser siempre Terapéutico y a su vez Sanador y de Crecimiento Personal y Evolutivo; estas son justamente las aplicaciones directas al uso de este gran Libro de Arquetipos denominado Tarot. Claro está que el Tarot hay que usarlo con Amor, pero el título de «Tarot del Amor», precisamente no se refiere a esto. También es evidente que este oráculo sagrado es esotérico, pero quizás no hace falta subrayarlo con dicha etiqueta, y así sucesivamente nos podemos imaginar un sinfín de Títulos.


La consulta




En una consulta de Tarot nunca se debe obviar la guía y la terapia constructiva encarada al crecimiento personal, por lo tanto sanador, siempre acorde al tema que se trate, basándonos principalmente en el presente para tratarlo adecuadamente y construir un buen futuro, también es interesante ver el pasado y poder descubrir las causas que desencadenan el presente. Ver más en mi post “vidente y consultante” http://sersiempreser.blogspot.com.es/2011/12/vidente-y-consultante.html.

El Tarot es un medio, un canal por el cual el/la vidente lee e interpreta según su percepción, sentida en su corazón, los aspectos y la información que yacen en el subconsciente-alma del consultante. Para usar correctamente el Tarot hay que sentirlo, ha de ser una prolongación de los 5 sentidos del vidente, el cual nunca deberá mentir ni inventar, sino decir la verdad de la manera más terapéutica posible.

Este estilo de consultar el Tarot se basa mucho en el presente, en ver qué bloqueos existen, de donde provienen y cómo desbloquearlos, en dar una guía de comportamiento al paciente para su mejora práctica en su vida y también abrir consciencia y puntos de vista sobre la existencia de uno mismo. Es ofrecer un camino y un apoyo a quien consulte y enseñarle a andar por él.

Me complace haber expuesto estos mecanismos ya que así quedará mucho más claro sobretodo cual es mi estilo de Tarot, quedo a vuestra disposición.



Un saludo terapéutico!


Os informo que podéis pedir cita para consulta de Tarot Terapéutico
al 606 701 936 o bien a sinoelegipcio@gmail.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario