Sinoé

Sinoé

jueves, 7 de junio de 2012

EL SER CONSCIENTE



Queridos amigos y amigas, que tal estáis? Espero que os haya sido de interés la tanda de tarot presentada, tomáoslo con calma y constancia.

Dicho esto, quiero informaros de que a partir de ahora, os hablaré mas de práctica que de teoría en las próximas publicaciones.

Hoy quisiera abordar el mecanismo de como practicar el estado de consciencia.

La consciencia es la parte activa de nuestra mente, donde forjamos todas nuestras causas o actos, es donde radica el paso previo al acto causal.

El tema, está en que cuando aprendemos cualquier cosa lo hacemos conscientes de ello hasta que a base de repetición lo convertimos en hábito, siendo ahí en ese momento, cuando perdemos la consciencia y empieza a actuar la subconsciencia.

Al tener tantos hábitos adquiridos, no somos conscientes de ellos y por lo tanto perdemos su esencia, por eso la cuestión es devolverlos a la consciencia para vivirlos con plenitud y disfrutar del acto, sacándole el mayor partido.

Es evidente, que en nuestra vida diaria es imposible tomar consciencia plena de todo, pero con practicar varias veces al día sobre nuestros propios hábitos, iremos en el camino correcto de la vida plena.

Sentid vuestros pies en el suelo al andar, notad el aire que entra en vuestro Ser al respirar, observad con amor vuestro entorno interactuando a consciencia con él y sobretodo amad, amad siempre y en todo momento, amadlo todo incluso lo que creáis que os perjudica u os duele y no estaréis haciendo otra cosa que meditar, y eso es el "ser", el resto es el "no ser".

Observando vuestro Ser desde la parte mas sutil hasta la mas densa, es decir, desde el ámbito de los pensamientos e inspiración, pasando por el último deseo denso y hasta llegar al trozo de carne mas mundano de vuestro físico, podréis buscar su esencia liberando así todos los seres elementales atrapados en el Ser, con el objetivo de expandir mas vuestra consciencia.

Si observáis una planta, con detenimiento, amor y relajación, llegaréis a ver en ella su esencia, su vibración, sus átomos, sin necesidad de microscopio, como decía nuestro célebre "Goethe" , la protoplanta, lo mismo ocurre si lo hacéis con un mineral o con cualquier humano, llegaréis a ver su Aura o el protohombre.

Por lo tantoy para acabar, os digo y os recomiendo estas prácticas simples, no se pierde nada por probar, al contrario solo ganaréis en consciencia.

Me despido de vosotros hasta la próxima publicación, os mando un abrazo consciente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario