Sinoé

Sinoé

viernes, 30 de diciembre de 2011

LA SEPARACIÓN DE LOS SEXOS Y LAS 4 ENCARNACIONES DE LA TIERRA

Durante mucho tiempo, me pregunté porqué siendo seres humanos dotados todos de la misma esencia divina, estamos separados sexualmente entre machos y hembras.

Hasta que un día, cayó en mis manos un maravilloso libro que me convenció con su explicación, estoy hablando de "Crónica del Akasha" del célebre Rudolph Steiner.

Me permito hacer un breve resumen de su explicación, por supuesto salvando las distancias gramaticales y toda su sabiduría.

Al principio de los tiempos del Ser, en la cuarta encarnación de la tierra durante la etapa que Steiner llama "Era Polar", el Ser era un organismo unicelular adaptado, por supuesto a la atmósfera del momento, denominada "Antiguo Saturno" y como toda célula era hermafrodita, solo existía la unidad del Ser.

El primer descenso

La primera encarnación de la Tierra es "Antiguo Saturno", un globo de fuego cuyo diámetro era equivalente a la órbita del planeta Saturno actual, así que de nosotros solo existía el elemento calórico puro, guardado como recuerdo a día de hoy y representado por nuestros 37 grados corpóreos, en numerología 3 más 7 son 10 que reducido es 1, la unidad.

En astrología, Saturno está ligado al sistema neurosensorial (pensamiento, ideas, imaginación ) a través de los sentidos, y a mediados de esta fase el propio Ser creó "El Tiempo", ese fue el primer descenso del ser hacia la materialidad, estableciendo así su primera limitación ya que sin "Tiempo" no hay evolución.

Finalizando esta etapa, y por propia contracción y autocontemplación progresiva de calor, este globo de fuego fue reabsorbido en el mundo espiritual ( pralaya ), causando así su lógica expansión; este hecho queda expresado en el Génesis, cuando se dice que Dios se detiene a mirar lo que había hecho ( contemplación ) a consecuencia de de dicha expansión se formó el "actual Saturno" quedando en órbita.

El segundo descenso

La segunda encarnación de la tierra, el "antiguo Sol", se formó progresivamente de la contracción calórica del anterior estado "antiguo Saturno" mediante el protagonismo del elemento aire relacionado con el espacio, el aire llena el espacio, y al estar caliente lo expande y delimita aun mas, este es el segundo descenso del Ser, "El Espacio".
En esta fase de formó la luz en el cosmos, debido al aumento de calor repetitivo del aire en un espacio y tiempo limitado.

Evidentemente al final de esta fase se vuelve a producir otra reabsorción ( pralaya ), recuerdo de esta fase es el actual planeta Júpiter.

El tercer descenso

La tercera reencarnación de la Tierra, la "antigua Luna", que se formó de la condensación del aire caliente al bajar la temperatura creando el "Agua", que es el tercer descenso del Ser.
Al final de esta fase se produce otra reabsorción ( pralaya ) por propia contracción, y es expulsado como recuerdo de esta fase el "actual Marte".

El cuarto descenso

La cuarta encarnación de la Tierra es la tierra casi como la conocemos ahora ,ya que tenemos en nosotros mismos las tres fases completadas , recordémoslas:

Calor corpóreo ( neurosensorial ), basado en antiguo Saturno creando "el Tiempo".

La respiración ( aire ), basado en el antiguo Sol, plexo solar, caja torácica donde se halla la mayor capacidad en el ser de contraer y expandir, creando el espacio.

El Agua ( antigua luna ), representada en nuestro sistema linfático y endocrino, circulación sanguínea que implica movimiento.

Por lo tanto, en esta cuarta fase se crea la forma que lo fija todo y la tridimensionalidad del Ser, este es el cuarto descenso del Ser y es donde se consolida la dualidad bien definida.

Esta cuarta fase de la encarnación de la Tierra esta dividida en 7 fases: polar, hiperbórea, lemuria, atlante, postatlante y 2 mas que están por venir, puesto que estamos en la postatlante.

Dicho esto, es cuando se puede entender "la separación de los sexos", fechada en la "Era Polar" y causada por los ascensos y descensos de temperatura en las diferentes fases de encarnación de la Tierra y en la misma era polar, manifestando su evolución en los polos terrestres magnéticos y de cuya oposición y unidad fue expulsado el actual planeta Mercurio, creando así la dualidad.

Si infundimos calor a una célula, al dilatarse esta se expande creando otras células opuestas a las primeras pero compatibles unas con otras, estas creadas por dilatación y expansión en recuerdo de su etapa calorífica crean una matriz, un útero materno limitado (óvulo) y como después de un ascenso de calor viene un descenso, por lo tanto una contracción, la primeras células que dieron expansión a las siguientes se contraen quedándose como las portadoras de la vida (espermatozoide), es por eso que el ser se separó en sexos, en sistema dual y opuesto, por eso no hay vida física si no se unen los dos sexos opuestos, para dar paso a la unidad de otro ser, por eso los sexos se buscan y se necesitan como se necesitan el resto de opuestos que ya conocemos, precisamente para trascenderlos.

Por eso, nuestros hermanos superiores que ha ya han trascendido a la dualidad no tienen sexo ni masculino ni femenino, se limitan a ser, siempre ser.

Ha sido un placer para mi haber podido compartir con vosotros/as este año con mis publicaciones, que espero sean de gran ayuda para todos.

Feliz 2012!

1 comentario: