Sinoé

Sinoé

lunes, 7 de mayo de 2012

LA CATÁSTROFE - EL 16 - LA TORRE - LÁMINA TAROT

Queridos amigos, después de la fatalidad inesperada, viene la catástrofe final o el desastre, que es lo mismo, si os fijáis, tanto la palabra catástrofe como la palabra desastre, llevan el vocablo astro en si mismas ,esto nos indica que un desastre es todo lo acontecido fuera de nuestra previsión astrológica, lo no previsto por los astros, siguiendo en la línea inesperada de El Diablo.

Es el final del proceso de la fatalidad, todo cae a nuestro alrededor, todo se va destruyendo terminando un ciclo para empezar otro, todo lo construido se derrumba con el ánimo de volver a construir otra realidad.

Es duro cuando nos ocurre esto, pero veremos que en el propio proceso de cierre de ciclo, también paralelamente se abre otro ciclo nuevo, recomiendo que en estos momentos complicados e incómodos nos dejemos llevar, que dejemos fluir, porque no podemos ir en contra de este proceso ya que avivaría mas la catástrofe.

Numerológicamente el 16 es el 7, final de ciclo otra vez, recordad El Carro, otro final de proceso, pero en este caso triunfal.

La simbología es muy clara, una torre afectada por un rayo la hace caer y con ella todo lo que conlleva, el rayo significa las causas astrológicas.

Esta es un lámina de cariz kármico, puesto que poco podemos hacer para que no ocurra este final de ciclo o cambio, solo prepararnos para él.

Pasemos a las interpretaciones por temas.

Salud

En salud física, nos indica decaimiento, cansancio y hasta final de proceso de enfermedad tanto para mejora, si juega con carta positiva o incluso la muerte física, si juega con El Diablo.
En salud emocional suelen se finales de ciclo duros, depresión, desorientación, caos, histerismo y desesperación.

Dinero

Caos en la economía, cierres de negocio, caída económica, pérdidas de importantes sumas.

Trabajo

Despidos, cierre de empresa, cambio de trabajo, renuncia al puesto, cese de actividad, mal ambiente laboral.

Relaciones

Rotura de pareja o cambio de ciclo en la misma, nueva orientación al reiniciar, mal entendimiento por actitudes, no por falta de amor, por lo tanto no tiene porqué ser rotura definitiva.
Para los que no tienen pareja, normalmente significa que si no arreglan ciertas situaciones en su Ser, las posibilidades de encontrar son menores.

Por el momento es todo, en la próxima publicación os hablaré de la esperanza redentora, el 17, La Estrella.

Hasta entonces recibid un caótico pero saludable saludo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario